ft ok

Por ahí como se dice popularmente “mala hierba nunca muere”, en esta ocasión vendría a ser simplemente de la buena, ya que nuevamente volvieron a sacudir con un potente metal ochentero a la banda potosina por parte de una revitalizada banda íconos del metal tanto español como latinoamericano, hablamos de Angeles Del Infierno (A.D.I) comandados por Robert Álvarez y Juan Gallardo.

Sin más preludio se desataron los gritos de guerras de los más de seiscientos gustosos que se dieron cita en la catedral potosina del metal, la Huerta del S.T.I.C., para escuchar, rememorar tiempos y a la vez confirmar que siguen siendo del gusto en torno a esta decana banda de metal en castellano.

Simplemente bastaron los primeros acordes para detonar con “El Principio Del Fin” y de esta forma definir el camino de una exitosa velada con esta banda española tal como lo es y será, para incidir que “la banda” de todas edades cantaran y se estremecieran, al confirmarlo Juan Gallardo con un grito de “¡buenas noches, San Luis!, ¿Cómo están cabrones?” Así dar inicio en forma de este festín musical.

Todo un transitar para muchos en la nostalgia, el ineludible apego o simplemente el estar ahí con una serie de canciones que han sido catalogadas ya como clásicas, las cuales son y serán mientras la banda deje de cantarlas, como fue el caso de “Joven Para Morir” con su inigualable punch ochentero, sin más entrar a la parte romántica con “Si Tú No Estas Aquí”, “Pensando En Ti” para volver con una serie integrada por “Sombras En La Oscuridad”, “Prisionero”, “Rocker” y el potente grito con “Héroes Del Poder”, “Fuera De La Ley” y una rola que marco sin lugar a dudas como lo fue, al responder y levantar la voz con “Al Otro Lado Del Silencio”, para proseguir “Con Las Botas Puestas”, la inigualable y clásica “Maldito Sea Tu Nombre”, “666” y terminar este viaje con “Es Un Pacto Con El Diablo” al considerarse ya como plenos himnos del metal latino.

En lo personal, lo que más me ha sorprendido es el verlos actuar en vivo con el mismo hálito de su primera vez que subieron a un escenario a inicios de la década de los 80’s, tanto lo es que Juan Gallardo ha conservado en cierta forma sus aptitudes vocales, algo que resulta sorprendente si se sabe que su estilo le pertenece a la exigente escuela de los gritos agudos, aunque el tiempo no perdona y quedara para los nostálgicos que pudimos escucharlo en sus buena épocas que sus gritos agudos y extendidos nos estremecían aun más.

De ahí que optamos por esperar un poco, para concedernos amablemente y buen humor algunos minutos para platicarnos de A.D.I a través de su voz.

¿Cuál ha sido la magia en A.D.I que lo ha vuelto indudablemente como parte obligada del subconsciente colectivo de aquellos gozosos del metal en español simplemente?
“Es que queremos a nuestra gente, igual que ellos nos quieren a nosotros, esa es la única magia y que somos gente que estamos dedicada a lo que hacemos y punto. No somos estrellitas, las estrellitas están en el cielo, simplemente estar con los pies en la tierra”.

He escuchado comentarios acerca de A.D.I como una banda que ya no aporta nada a la escena del metal, a lo que respondió que no lo sabe, al tomarlo con cierto humor y decir “quizás hay gente que se dedican a las profecías o algo de eso” -al inquirir- “que les vaya bien; lo que creo es que se han equivocado con nosotros”.

Al preguntarle si hay ya una respuesta a la canción “Al Otro Lado Del Silencio” fue tajante de decir que no la hay, “ya que esta canción fue compuesta a un amigo que se paso al otro lado”.

A pesar de que mucha gente se ha siente muy identificada con esta canción, “no hay una respuesta, nadie volvió para respondernos que hay del otro lado”.

Eso si, dijo gustarle mucho México, “porque es un país que tratan a la muerte de una forma muy especial en comparación con países europeos, al tratarlo de una manera de forma jovial, lo cual es fantástico”.

En cuanto a ser A.D.I una banda demasiado joven para morir, respondió el guitarrista. “Si, ya con mis 95 años ya pienso que… (Jajaja, risas!). Tú sabes que lo curioso de Angeles es que empezamos muy jovencitos, entonces imagínate andábamos en medio de cirios en el primer disco, que para mí era como una fantasía, no me lo imaginaba que iba a grabar en un lugar así en mi vida. Yo veía a gente como Nina Hagen, Judas Priest, Julio Iglesias no me imaginaba que iba a grabar ahí, pero mira se dio en el primer disco”.

De ahí que más bien A.D.I sería un sueño o una utopía, para Robert simplemente es un sueño, ya que “cada vez que me subo al escenario, se los comentaba hace un ratito a uno de mis compañeros después de salir del escenario, tenía unos terribles nervios antes de salir; el día en que no sienta esto me retiro, porque eso quiere decir que no tenía respeto por lo que voy a hacer y por la gente esta allá viéndonos. Eso es muy importante, aunque mucha gente se lo toma como un trabajo, eso para mí no es un trabajo, para mi es mi vida y que bonito es poder hacer en lo que te gusta en la vida y poder vivir de ello”, palabras de Robert.

Al preguntarle el porque se ha perdido mucho esa esencia que distingue a las bandas de su permanencia en relación a las bandas actuales: “A pesar de ser una cuestión utópica, en mi caso hay gente que me gusta, hay canciones de x artista o grupo. No hay concepto en un disco, de ahí que solamente estoy oyendo solo producto y solo consumismo y más. De ahí que la palabra mágica y exacta: concepto”.

“Pienso que las disqueras tienen sus días contados desde hace mucho lo vengo viendo, antes no lo veía en esa época. Pero me parece que esta bien, porque se aprovecharon mucho de todo, cobrando un dineral impresionante que los artistas nunca percibíamos”.

De ahí su silencio discográfico ha sido más bien por ciertas diferencias con la disquera que siempre los ha grabado, aunque con la fortuna de existir esa libertad de creación. Pero fue más enfático al inquirir que “si no tienes nada que decir porque hacerlo, aunque la disquera te pida hacer un disco cada año”.

Ya que actualmente estamos en ese proceso retro de grabar un disco para darte a conocer y promocionar tus shows, en contraposición de grabar un disco y vender muchos discos. “Porque coños tienen que pagar x dinero por un disco si solamente les gusta una canción, saben señores artistas, esfuércense, eso es así”.

Comentó que están actualmente en proceso de creación para un nuevo disco, “aunque no sabemos que es lo que vamos a sacar. Siempre decimos lo mismo, finalmente siempre lo hacemos con la compañía del conejo de la suerte”.

En cuanto al reto de la grabación de este nuevo disco, va más allá para Robert Álvarez al “poder seguir haciendo lo que les gusta hacer y que vaya alguien a vernos. Aunque vaya una persona a vernos, nos debemos a ellos. Yo no lo veo del lado económico, que a fin de cuentas ayuda, nos es nuestra prioridad y jamás lo ha sido”.

Al adelantarnos que este disco va a ser una cosa extraña que va tener esa fuerza de los inicios obviamente con un sonido de hoy en día, “porque estamos en un momento entre nosotros como banda, que nos estamos divirtiendo como si fuera el primer día” y espera que salga muy pronto.

Al ser fieles a lo que sienten en el momento, así como a sus ideas, “ojalá mucha gente pudiera decir lo mismo” al ser solamente 6 discos en su trayectoria musical ante la infinidad de compilados no autorizados por la decana banda.

Con un camino bien delineado, “no pretendemos ser como una carrera de autos, a ver quien llega primero, se trata de mantenerse, como la canción de José Alfredo Jiménez donde la piedra del camino, es rodar y rodar”.

Un agradecimiento a los integrantes y manager de los A.D.I, así como a Abel y Moska Producciones, por las facilidades para cubrir este evento.

Para finalizar con estas sinceras palabras de Robert, “saben que los queremos, gracias a ustedes estamos donde estamos, no gracias a una disquera o ningún medio, eso si es gracias a ustedes que van a vernos y seguiremos hasta donde ustedes quieran, así es de sencillo”.

Fuente: parajetunero.blogspot.mx

0 107

Comentarios