Ft image

La longeva banda española, que actuará en esta ciudad el sábado, no grabó discos en una década, pero eso no significa que estuvo fuera de la jugada…

Sergio Burstein
Especial para La Vibra http://www.laopinion.com/lavibra/

23 de marzo de 2006

Dejaron de grabar por 10 años, pero eso no los llevó a abandonar nunca los escenarios. Siendo una de las bandas más longevas y populares del heavy metal español, Angeles Del Infierno ha tenido una carrera discográfica que se detuvo con “A Cara O Cruz” (1993) y que se reinició en 2003 con Todos Somos Angeles, su más reciente lanzamiento.

Durante todo ese tiempo, aunque no había álbum nuevo, nuestra disquera eterna [Warner] sacó miles de recopilaciones”, recuerda el vocalista Juan Gallardo. “Pero dejamos de grabar durante mucho tiempo porque tuvimos una bronca con los ejecutivos que había antes”.

Es por eso que nuestro primer disco se llamó “Pacto Con El Diablo”, bromea el guitarrista Robert Álvarez. “Hemos visto pasar a muchos directores en la disquera, pero Angeles permanece, lo que quiere decir que seguiremos por los siglos de los siglos”.

Alojados en un hotel de Hollywood, Juan y Robert se muestran mucho más divertidos y relajados de lo que se podría esperar de unos tipos que en algún momento escandalizaron a los círculos conservadores con discos como Pacto Con El Diablo (1984), Diabolicca (1985) y 666 (1988).

De chico yo iba mucho a misa, porque mi abuela me pagaba cada vez que lo hacía”, dice Robert entre risas. “Me quedaba esperando afuera y preguntaba de qué había hablado el cura para poder contarlo en casa”.

Yo fui monaguillo”, asegura Juan; “me quedaba con el dinero de la colecta, porque trabajaba mucho y esos cabrones no me daban nada”.

Lo cierto es que las tendencias aparentemente satánicas del grupo, que actuará este sábado en Los Angeles Sports Arena con otras bandas de heavy metal, parecían responder a un rechazo por los abusos del poder.

En los 80, el recuerdo de la dictadura de Franco estaba aún muy fresco y para criticar lo que pasó había que referirse también a la religión, que estaba muy relacionada con la política”, confirma Robert.

Nunca hemos tenido peleas por nuestras letras, pero en los shows recientes en México sí han surgido algunos problemas: en Morelia, unas mujeres se plantaron a la entrada del lugar donde íbamos a tocar con cirios, y en Tamaulipas, el obispo hizo una cruzada contra nosotros y casi nos cancela el concierto”, dice Juan. “Cuando vamos a Costa Rica o El Salvador, nos anuncian como ‘Angeles’, quitándole el infierno a la cosa”.

La canción más polémica del grupo es, sin duda, “Maldito Sea Tu Nombre“, que contiene un segmento que dice: “Dios eterno/todo lo haces/a tu voluntad”. “Hay gente que cree que es una crítica al Dios cristiano, pero para mí habla del dinero y de su poder”, asegura Juan, quien compone las letras y la música con Robert. “Nuestras canciones se refieren a lo que vemos a nuestro alrededor, procurando dar un mensaje positivo. Tenemos temas que son muy directos, pero también otros que hablan de situaciones reales a través de metáforas”.

No todo es oscuro en la música de estos españoles: de hecho, empezaron a grabar baladas románticas a partir del tercer disco. “No sabes cuántos se han casado o se han hecho novios con esas canciones”, dice Juan, dando una declaración que podría ser parte del discurso de Camilo Sesto, de no ser por lo que viene después en la conversación. “Yo creo que muchos más tuvieron sexo con ellas”, agrega Robert, filosófico. “Y muchos más se divorciaron con ellas”, retoma Juan.

Hay quienes creen que los metaleros empiezan a hacer baladas cuando se dan cuenta de que no hay mujeres en sus shows. “Bueno, somos todo lo contrario a Brad Pitt, pero a nuestros conciertos van muchísimas chicas, muy bien dotadas además”, dice Juan. “Claro que no siempre es así: una vez fuimos a Oaxaca y sólo fueron a vernos hombres; unos tipos muy rudos que, durante el concierto, se arrancaron las camisetas para prenderles fuego. ¡Fue entonces que entendí por qué no había ninguna mujer presente!”.

Surgida en San Sebastián a principios de los 80, la banda sigue teniendo como núcleo creativo a Juan y a Robert, aunque ambos viven en puntos geográficos muy distantes (el primero en Madrid y el segundo en Miami). Y si el hecho de vivir en Florida puede llevar a pensar que Robert se encuentra separado del influjo de la escena heavy española, él mismo asegura que, ni siquiera en sus inicios, Angeles Del Infierno estuvo influenciado por grupos de su país.

Yo acaba de venir de Suiza, donde me crié, y escuchaba a The Clash, Ramones y Sex Pistols, mientras que en España sólo existían Leño y Miguel Ríos”, recuerda. “Pero puedo decir que uno de mis guitarristas favoritos ha sido siempre Ritchie Blackmore [de Deep Purple y Rainbow]”.

Al ver actualmente en vivo a Angeles Del Infierno, una de las cosas que más impresionan es el modo en que Juan, de 41 años, ha conservado sus aptitudes vocales, algo que resulta sorprendente si se sabe que su estilo le pertenece a la exigente escuela de los gritos agudos, que ha acabado por ejemplo con la garganta de Brian Johnson, vocalista de AC/DC.

Es que el cabrón le mete mucho al coñac”, dice Juan, quien por cuenta propia no le hace remilgos a la bebida… pero de manera controlada, asegura. “He estado tres años con un profesor de ópera, pero estoy convencido de que ésta es una condición natural, aunque hay que cuidarla, más o menos, claro, porque tampoco soy un cura”, agrega, mientras le da una pitada al cigarrillo que acaba de encender. “¿Qué influencias tengo? Pues Camilo Sesto, Timbiriche… ¡no, mentira! Creo que, básicamente, Robert Plant [de Led Zeppelin], pero también Freddy Mercury [de Queen] y David Coverdale [de Whitesnake]”.

Aunque el grupo se encuentra grabando un álbum en vivo —que incluirá tomas del concierto que brindará este sábado en la Arena Deportiva de Los Angeles–, sus integrantes aseguran que no habrá que esperar 10 años para un nuevo disco en estudio. “Ya estamos trabajando en él”, concluye Juan, “y es probable que lo tengamos listo para 2007”. Dios mediante, claro está.

Angeles Del Infierno se presenta este sábado a las 7:00 p.m. en Los Angeles Sports Arena, 3939 S. Figueroa St., Los Angeles. Boletos 35 dólares. (213) 748-6131. También actúan Avalanch (España), Leprosy y Bostik (México) y las bandas locales Pro-Fé-Cía y Titanium.

Además debes saber que…

Poco después de su fundación, a mediados de los 80, el éxito de Angeles Del Infierno fue tal, que abrieron conciertos de rockeros de la talla de AC/DC, Motorhead y Saxon.

0 154

Comentarios